Concepto, bien jurídico, requisitos y regulación del delito.

(I).- Qué es un delito contra la seguridad vial.
Los delitos contra la seguridad vial son un tipo de conducta ilícita que pone en peligro la seguridad pública y la integridad física del actor y de las demás personas que se encuentran circulando en la vía.


(I.II).- Cuál es el bien jurídico protegido y requisitos.
Se establece como bien jurídico protegido la propia seguridad del tráfico, con el fin de salvaguardar y proteger los viene jurídicos individuales, como son la integridad física y la vida de las personas. Por lo que podría entenderse que el bien jurídico protegido es la seguridad del tráfico, como medio de prevención de la integridad física y de la vida de las personas.
SUJETO ACTIVO: Toda aquella persona que sea conductora de un vehículo a motor.


(I.III).- Requisitos para que exista el delito
Para que se dé el tipo penal básico, deben de cumplirse al menos, uno de los siguientes requisitos:
(a).- Conducir un vehículo motor o ciclomotor con velocidad superior en 60 km/h vía urbana o 80 km/h vía interurbana a la establecida;
(b).- Conducir bajo la influencia de bebidas alcohólicas, con una tasa de alcohol en aire espirado superior a 0,60 g/l o tasa de alcohol en sangre superior a 1,2 g/l.
(c).- Conducir bajo la influencia de drogas tóxicas, estupefacientes, sustancias psicotrópicas.
(d).- Negativa a someterse a las pruebas de impregnación alcohólica.
(e).-. Conducción sin licencia, por pérdida de vigencia, o pérdida total de puntos.
(f).- Colocación en la vía de obstáculos y daños en la señalización, que creen un grave riesgo para el tráfico y para las personas.


(I.IV).- Dónde se regulan los delitos contra la seguridad vial.
Los delitos contra la seguridad vial se encuentran tipificados en el Capítulo IV, Título XVII del Libro II de la Ley Orgánica 10/1995, de 23 de noviembre, del Código Penal y, están regulados por los artículos 379 y ss. de la precitada Ley.

Contacte con nosotros

Contacte con nosotros a través de este formulario y rápidamente uno de nuestros abogados atenderá personalmente su consulta. Las respuestas a las consultas que nos puedan realizar tienen un caracter meramente orientativo, sin que en ningún caso se pueda entender que es un dictamen.